Jeff Kaplan se ha dejado guiar por su espíritu creativo desde que nació el 4 de noviembre de 1972. Cuando era joven empezó a escribir poesías y relatos, un hobby que terminó convirtiéndose en pasión y que le llevó a matricularse en la University of Southern California para estudiar escritura creativa. Escribió durante una temporada para Universal Pictures, pero fue una experiencia que, en lugar de enamorarle, supuso una decepción. Sus expectaciones sobre cómo sería escribir en el mundo del cine eran muy diferentes a lo que se encontró, por lo que decidió dejar el trabajo y mudarse para seguir estudiando escritura creativa en la New York University. Entonces se puso como objetivo encontrar un agente y publicar sus relatos.
Escribía durante la mañana, desde las 5, y por la tarde trabajaba como administrativo en el negocio familiar. Tas una larga temporada sin conseguir publicaciones, en el año 2000 Jeff decidió dejar de escribir y comenzó a pasar las mañanas jugando a EverQuest.
Jeff era un jugador muy habilidoso y militaba en una de las hermandades más potentes de Estados Unidos, Legacy of the Steel, liderada por Rob Pardo, Lead Designer de un pequeño proyecto de Blizzard llamado World of Warcraft. La manera que tenía Jeff de analizar los niveles del juego despertó el interés de Rob, que acabó pasándole algunos de sus trabajos para que Jeff le diera su opinión. Su relación se fue estrechando y en 2002 pasó a ser Diseñador de Misiones de World of Warcraft. Su experiencia en el terreno de los videojuegos y su habilidad en la escritura le hicieron disfrutar profundamente del proyecto, que tuvo sus momentos buenos y sus momentos malos. Tras el lanzamiento 20 personas de 60 perdieron su trabajo, y los problemas que esto generó desmoralizaron al equipo. Con la entrada de nuevas personas que llegaban llenas de energía, como el programador Brian Gibson-Winge, y la celebración de la primera BlizzCon, los ánimos cambiaron por completo.
Jeff estaba muy interesado en las historias y en los personajes que creaba. Uno de los problemas que observó en la primera y exitosa expansión The Burning Crusade es que habían creado unos personajes maravillosos pero accesibles para pocos, ya que sólo podían ser derrotados a niveles muy altos. Por ello, en Wrath of the Lich King, decidieron democratizar las apariciones de los grandes e icónicos personajes de Blizzard para que los usuarios pudiesen interactuar con ellos desde el principio de sus aventuras.
Además de muchas alegrías y reconocimiento profesional, Jeff Kaplan encontró algo mucho más importante en World of Warcraft: el amor. Su ahora esposa Angela jugaba con él y se hicieron amigos a través del juego. Con el tiempo acabaron conociéndose en persona y comenzaron una relación que se consolidó con su matrimonio en mayo de 2006.
Tras el estreno de Wrath of the Lich King Jeff dejó de trabajar en World of Warcraft para sumergirse en un nuevo proyecto: Titán, el MMO que debería darle el relevo a WoW. Jeff y todo el equipo comenzaron el proyecto con grandes ideas, pero a medida que se iba materializando se dieron cuenta de que no funcionaría. Tras años de trabajo y de grandes esfuerzos para salvar el proyecto, tomaron la decisión de cancelarlo. Fueron unos momentos frustrantes y duros para todo el equipo.
El equipo se puso como objetivo salvar el trabajo realizado con un nuevo proyecto. Ese nuevo proyecto sería Overwatch.
Hoy en día Jeff Kaplan es vicepresidente de Blizzard Entertainment y Director de Overwatch, que cuenta con más de 30 millones de jugadores activos y representa una de las principales figuras de los esports. La idea de Jeff de crear personajes icónicos y hacerlos interactuar con el usuario surgió en World of Warcraft, se potenció en Wrath of the Lich King y culminó en
Overwatch, con Tracer como máximo exponente: además de ser la cara del juego durante el lanzamiento, representa otra faceta que caracteriza al shooter de Blizzard, el compromiso social. Tracer desveló que era lesbiana durante la Navidad de 2016, en una campaña contra la discriminación sexual que tuvo una gran repercusión mediática. Por otro lado, Overwatch prepara su esperada Overwatch League, una liga que comenzará en enero de 2018 donde participarán 12 equipos afincados en algunas de las principales ciudades de Europa, América y Asia y una gran apuesta de Blizzard por los deportes electrónicos.

Instituciones
eusko-logospri-logobilbao-logobizkaia-logo
Sponsors
bbva-logoelcorreo-logoubisof-logoplaystation-logogame-logoaevi-logo
Partners de la industria
warnerbros-logoutad-logovirtualware-logomars-gaming-logodigipen-logologo-wigeslogo-burguer-developer-central
Colaboradores
rtve-logoyoutube-logoign-logofsgamer-logovandal-logohobbyconsolas-logoiberia-logobasquegame-logogaia-logo